viernes, 5 de enero de 2018

Predicción preventiva para un dragón




¿Qué os dice el reloj acerca del tiempo?

Martin Heidegger

Queridos dragones, que van rumbo al año de su opuesto complementario, el perro.
Como medicina preventiva, los chinos aconsejan que comiencen a practicar con paracaídas o parapente el alto vuelo que aún tendrán con su amigo el gallo de fuego, para ir graduando la velocidad y el estrellato hacia otra mirada de la vida.
El dragón sabio conoce su voltaje y sabe hasta dónde puede apostar en tiempos de aspectaciones favorables.
A pesar de las crudas pruebas del año del gallo con respecto a la constelación familiar, a síntomas que aparecieron en sus siete cuerpos, a la revolución sistémica que abarcó su trabajo, sus estudios, viajes y aprendizaje, el 16/02/2018 podrá recibir al perro con cariño y buen humor.
Es cierto que el dragón admira al perro por su perfil bajo, buena conducta, responsabilidad, sentido común, solidaridad, ladridos oportunos en tiempos de crisis, y le gustaría imitarlo; confía en su bonus track celestial y lo mira desde las alturas.
El I Ching le aconseja durante este período estar atento a La Nutrición.
No solo en un sentido estricto, que abarca la dieta, el deporte, los ejercicios zen, yoga, tai chi, chi kung, moxibustión, sino La Nutrición de su espíritu, relaciones afectivas, de amistad, de trabajo, estudio, ayuda a los más débiles, excluidos, inmigrantes a través de La Cruz Roja, ONG, lugares de encuentro en la comunidad de los hombres.
El dragón cambiará escamas, dejará su luz interior LED (bajo consumo), ahorrará en movimientos expansivos, mediáticos, show off, y aprenderá a ser más terrenal, cauto y medido.
Su foco estará en La Nutrición de su cuerpo y la de los seres que lo rodean, que usted estima y con quienes puede cooperar para que estén mejor en este Mondo Cane.
Es parte de su personalidad el ayudar en exceso, sin medir cuánto y a quién, y a veces resulta contraproducente para su salud.
Sus síntomas necesitarán más atención debido al estrés ocasionado en la constelación familiar.
Le hará falta darse más tiempo para poner en orden situaciones legales que le lloveràn como los ladridos de Rin Tin Tin.
Sentirà ganas de rebelarse, buscar a los amigos que tiene en cada lugar del paìs y del mundo, y visitarlos.
Como el planeta està demasiado caòtico y opaco para su glamour, oscilarà entre estados up y down, es recomendable que busque ayuda terapéutica.
Enfocará su salud holísticamente, con conciencia y desapego.
Pagará caros los excesos; el perro lo pondrá a prueba en situaciones inesperadas y deberá resolver con sensatez los problemas.
Iniciará una nueva etapa en su vida, en un lugar donde podrá disfrutar de la naturaleza, rodeado de amigos y de la familia; cocinar, hacer una huerta orgánica, adoptar mascotas y nuevos seres que le pedirán I-Sho-Ku-Ju (techo, vestimenta y familia).
Sentirá necesidad de evaporarse, de dar un portazo a la pareja o a la "Vìa Láctea" de problemas no resueltos, pero si no se ocupa de solucionar sus temas, estos se convertirán en una pesadilla.
La Nutrición consciente traerà relaciones interesantes, de maestría y aprendizaje.
Su caudál eólico, solar, lunar deberá expandirse por sus venas, arterias e imaginación, pues si no quedará con el chi estancado, y eso no es buena señal.
El año del perro le susurrará al oído nuevas ideas para concretar cuando se sienta liviano de equipaje.
Aprenderà el HO'OPONOPONO (pedir perdón para sanar) y lo aplicará hasta con sus íntimos enemigos.
En los registros akáshicos reconocerá dónde quedó trabada su energía, y así será capaz de lograr que fluya para integrar el macrocosmos al microcosmos.
Las relaciones afectivas estarán en crisis; es aconsejable que siga confiando en que saldrá de la obsesión, la manipulación y el control para poder crear vínculos saludables que lo energicen y no lo vampiricen.
Año de grandes cambios en sus hábitos y costumbres, y en la búsqueda de la armonía, la longevidad y la riqueza.

Ludovica Squirru Dari

Dragón de madera

Bienvenidos al año del perro de tierra, su opuesto en el zodìaco chino.
El dragón mantendrá perfil bajo, estará silencioso, meditativo y retraído en su nueva etapa.
Los cambios que se produjeron en el año del gallo tendrán un valle fértil, apacible, con nuevos hábitos, códigos y costumbres.
El desapego será el ejercicio que practicará durante el año canino; resolverá los grandes temas excistenciales: pareja, familia, socios, trabajo, y buscará refugio en su bunker místico.
Las oportunidades serán pocas y buenas; su intuición le abrirá nuevos portales para que resuelva el hábitat donde se siente en armonía y renuncie a las ofertas que le cambiaron el rumbo.
Estará más doméstico,cariñoso y abierto a los reclamos de la constelación familiar, y saldando karma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dios

Dios es que existamos y que eso no sea todo. Fernando Pessoa