sábado, 27 de mayo de 2017

La gran lección de las cosas que pasan




"Todo pasa. El alma asiste, inmóvil, al evento de las alegrías, de las tristezas y de las muertes de que se compone la vida. Ha recibido "la gran lección de las cosas que pasan". Ha necesitado mucho tiempo para reconocer en ese decorado ambiente, la línea íntima y estable de la formación interior. Ha caminado a tientas a través de todas las cosas; ha hecho de las pasiones su espejo pasajero. 
Los hombres, al querer embellecer el alma, se han creído en la obligación de adornarla con creencias y principios, lo mismo que engalanan con pedrerías y oro a los santos de sus santuarios, pero el alma sólo es bella cuando está desnuda".

M. Yourcenar


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todavía una canción...

No te fíes si te juro que imposible no dudes de mi duda y mi quizas  el amor es igual que un imperdible prendido en la solapa de...